Globered
Consigue tu propia pgina web

ORACION A LA DIVINA PROVIDENCIA

0 0 0

EL ZAPATERO

Por: FátimaPaz | Publicado: 25/05/2010 01:50 |




 

Cuentan que un humilde zapatero tena la costumbre de hacer siempre sus oraciones en la maana, al medioda y en la tarde. Se serva de un libro de plegarias porque no se senta capaz de dirigirse al Creador con sus pobres palabras.

Un da, se sinti muy mal porque, estando de viaje, olvid su libro.

Nuestro buen zapatero le dijo entonces a Dios: "Perdname, Dios mo, porque necesito orar y no sé cmo. Ahora bien, ya que T eres un Padre de amor voy a recitar varias veces el alfabeto desde la A hasta la Z, y T que eres sabio y bueno podrs juntar las letras y sabrs qué es lo que yo te quiero decir".

La historia dice que ese da Dios reuni a sus ngeles en el cielo y les dijo conmovido que esa era la ms sincera y la ms bella de las oraciones que le haban hecho en mucho tiempo.

Una oracin con las cualidades de la plegaria que hace milagros, cierra heridas, ilumina, fortalece y acerca los corazones, es decir, una plegaria humilde, confiada, sincera y amorosa.

Cunta necesidad tenemos de estas oraciones! Todos debemos aprender a orar con el corazn, a alabar, a bendecir, a perdonar, a agradecer. Y, claro, a tener bien presente que la oracin se ve en la accin, en los buenos frutos y en un compromiso por la justicia y por la paz.

En efecto, actuar sin orar es desgastarse y orar sin actuar es engaarse.

Para aprender a orar no hace falta aprenderse o inventar complicadas frmulas. Si comenzamos por meditar el Padre Nuestro y hacer un pequeo propsito, no slo estaremos haciendo oracin, sino que cada da daremos un paso ms para vivir como verdaderos hijos de Dios:

- Di Padre. Si cada da te portas como hijo y tratas a los dems como hermanos.

- Di Nuestro. Si no te aslas con tu egosmo.

- Di que ests en los cielos. Cuando seas espiritual y no pienses slo en lo material.

- Di santificado sea tu nombre. Si amas a Dios con todo el corazn, con toda el alma y con todas tus fuerzas.

- Di venga a nosotros tu reino. Si de verdad Dios es tu rey y trabajas para que Él reine en todas partes.

- Di hgase tu voluntad. Si la aceptas y no quieres que slo se haga la tuya.

- Di danos hoy nuestro pan. Si sabes compartir con los pobres y con los que sufren.

- Di perdona nuestras ofensas. Si quieres cambiar y perdonar de corazn.

- Di no nos dejes caer en tentacin. Si de verdad ests decidido a alejarte del mal.

- Di lbranos del mal. Si tu compromiso es por el bien.

 

Desconozco su autor

REC FTIMA

Comenta